sábado, febrero 25, 2006

HISTORIA DE UNA HUELGUISTA

Una limpiadora de Irún relata cómo vive el paro indefinido, que hoy cumple un mes.

Nieves González, de 54 años, ha sacado adelante a sus dos hijos a golpe de fregona y escoba, cosa que le llena de orgullo. "Soy una persona, ante todo, soy una persona digna", dice. "Ya estoy harta de que se nos mire mal y se desprecie nuestro trabajo, social y económicamente". Nieves González limpia desde hace 13 años para el Ayuntamiento de Irún a través de subcontratas, ahora mismo en la ikastola Belaskoenea. "Hago el mismo trabajo que otras empleadas", pero cobrando el 35% menos. Eso, de septiembre a junio, porque en julio y agosto, le toca irse al paro. "Y eso para la jubilación, ya me dirás..." Por eso está en huelga desde hace un mes, para exigir "un trato digno".
Ésta no es la primera protesta laboral a la que se enfrenta. Separada hace 14 años y viuda desde hace siete meses, vivió hace un lustro el paro sectorial de la provincia. Las trabajadoras de la limpieza de San Sebastián prolongaron entonces la huelga un mes más que el resto de las empleadas y lograron la equiparación salarial con las funcionarias o con aquellas subcontratadas que limpian aulas de Secundaria para el Gobierno vasco. "Aquella [huelga] fue bastante dura y, por lo que se ve, ésta lo va a ser aún más. Llevamos ya un mes paradas y nadie se quiere sentar a negociar". Ella tiene claro que esta vez llegará hasta el final. "Sin duda y siempre que estemos todas unidas [son 58], y lo estamos, la huelga irá para adelante, aunque nos tengan que ayudar económicamente familiares o incluso gente de fuera. Porque esto tenía que estar solucionado hace ya cinco años".
La huelga, en todo caso, empieza a hacer mella en la economía de algunas de las empleadas en paro. Sólo parte de las afiliadas a ELA -también hay de LAB, ESK y no pertenecientes a ningún sindicato- disponen de caja de resistencia, pero no alcanza a cubrir de media más del 40% de lo que dejan de percibir entre todas. De hecho, a Nieves González no le ha quedado otro remedio que buscarse "la vida por ahí". "Estoy acostumbrada a trabajar a destajo", confiesa. "Cuando me separé, mi marido estaba en paro y tuve que aceptar un empleo extra de seis a ocho de la mañana para sacar a mis hijos adelante. Limpiaba en la academia municipal de pintura del Ayuntamiento de Irún y cobraba 16.000 pesetas, no me importa decirlo", recuerda.Esta mujer ha sentido como una ofensa personal la reciente orden dictada por el consejero de Empleo, Joseba Azkarraga, para reforzar los servicios mínimos tras apreciarse problemas de higiene en centros escolares y en la residencia de ancianos. ¿Dónde se quedan los derechos de los obreros?, se pregunta indignada. "Azkarraga ha favorecido al sector más poderoso", sentencia. Con todo, reconoce que hace unos días sintió pena al ver el estado en que se encuentra la ikastola Belaskoenea. "En el momento en el que percibamos una mínima intención de diálogo iremos a ponerlo todo txukuna [limpio]. Pero, de momento, el Ayuntamiento hace oídos sordos. Y nosotras seguimos adelante con nuestra protesta"

TELEPERFOMANCE recurre al control de esfínteres

En Unión Fenosa se recurre al control de los esfinteres para conseguir el control de los trabajadores de Teleperformance


COMFIA-CC.OO. denuncia la presión a la que se ven sometidos los trabajadores y trabajadoras de teleperformance empresa que gestiona la oficina telefonica de Unión Fenosa en Galicia, la misma amenaza con no dejar a sus trabajadores ir al baño cuando lo necesiten, si la sección sindical de CC.OO. consigue por medio de denuncias en inspección de trabajo el cumplimiento de los tiempos de descanso de pantallas a que obliga el Convenio Colectivo de Telemarketing.


En pleno ejercicio de las teorías Freudianas, la responsable de la Oficina de Atención Telefónica de Galicia de Unión Fenosa, Pilar Fernández amenaza a los trabajadores y trabajadoras con impedirles ir al baño a hacer pipi o popo cuando lo necesiten. Todo ello en caso de que la Sección Sindical de CC.OO. consiga que la Inspección de Trabajo obligue a la empresa que gestiona este servicio de Unión Fenosa, a cumplir el Convenio de Telemarketing en cuanto a los descansos. Y es que en este servicio de Unión Fenosa, van más allá que en aquel supermercado de Buenos Aires, que para que sus trabajadores no perdieran “demasiado” tiempo haciendo sus necesidades, les suministraban pañales. En caso de Teleperformance, ni eso, simplemente se amenaza con no poder ir al baño cuando lo necesiten sin proporcionarles al menos, pañales para casos de urgente necesidad. Y así empleando el control de los esfínteres, se intenta anular la voluntad del trabajador para que acepte cualquier orden de la Empresa en este caso de su representante Pilar Fernández sean estas del tipo que sean. Pero que hacer cuando el método del control del esfínter empieza a mostrar síntomas de agotamiento. La solución es coger a sus trabajadores, y en medio de su jornada de trabajo, enchufarles a un televisor, y proyectarles un video, de… imagínense, no sobre la situación del sector eléctrico o algo similar para que se forme al trabajador sobre lo que tienen que explicar a los clientes de Unión Fenosa. La mejor solución para intentar que el trabajador no salga de ese intento de anulación de su voluntad, es proyectarle un video de…gansos. El mensaje con el que se intenta manipular a los trabajadores es sencillo, los gansos en su migración siguen ciegamente al ganso guía independientemente de a donde les lleve éste y las consecuencias que esto acarree, con esto lo que se intenta es decir a los trabajadores que al igual que los gansos no tienen derecho a cuestionarse ni a donde van ni las consecuencias del viaje. La oficina de atención telefónica de Galicia de Unión Fenosa, es esa oficina donde se atienden las llamadas que usted realiza cuando no tiene luz, quiere contratarla, la factura de la luz esta mal… Sus trabajadores trabajan 24 horas a turnos, en el que se controla por sistema informático todo, desde cuanto tiempo tarda un agente en resolver su llamada, a cuanto tarda en hacer pipi o popo. Se le graba lo que usted dice, se puede escuchar por cualquiera de los coordinadores o supervisores o por el propio responsable de Unión Fenosa lo que le cuenta el trabajador a usted y claro está lo que usted le cuenta a él. Esto no es nada, porque en este paradigma de la eficiencia empresarial en el tratamiento de la mano de obra la cosa va más allá. Se imagina que usted esté tan tranquilo el domingo por la tarde, viendo su partido de fútbol y que le llama su jefe para que inmediatamente se incorpore a su puesto de trabajo. Este es el pan nuestro de cada día en esta oficina de Unión Fenosa. Y usted se dirá, al menos la empresa pagará esta disponibilidad, y yo le diré, puse va a ser que no. Ejemplo máximo de eficiencia empresarial, la empresa llama a todos sus trabajadores cobren o no por esa disponibilidad y incluso aunque estén en pleno disfrute de sus vacaciones. Entonces se preguntarán donde esta el truco, porque a buenas horas ustedes cogerían el teléfono, o harían caso a su jefe y se irían a trabajar. Claro que para eso está el miedo creado por un mercado de trabajo inestable, donde continuamente se propone abaratar el despido. Y claro, frente a esto, al que, o por dignidad o porque no se le haya ocurrido una buena excusa, se halla negado a acudir a la llamada de Pilar Fernández, se le queda en la cabeza durante el resto del fin de semana, la preocupación por su puesto de trabajo, o por posibles represalias, que de hecho las hay. Antes de crearse la Sección Sindical de CC.OO. en Teleperformance el sistema que utilizaba Pilar Fernández con los trabajadores y trabajadoras de la Oficina Telefónica de Unión Fenosa era un sistema maternalista, donde como su propio nombre indica la responsable del servicio ejercía de madre. A partir de la constitución de la Sección Sindical de CC.OO. se ha intentado reiteradamente negociar todo este tipo de situaciones y muchas más que se dan, pero hasta la fecha, y muy a nuestro pesar hemos tenido que recurrir a la Inspección de Trabajo y al Juzgado de lo Social.No vamos a seguir permitiendo que estas situaciones ni otras similares sigan produciéndose en la empresa, estamos pidiendo que se respete y se aplique no ya solamente el Convenio colectivo sino también los derechos fundamentales de los miembros de la Sección Sindical de CC.OO., de los afiliados y simpatizantes de CC.OO. y por supuesto de todos los trabajadores y trabajadoras de la Oficina Telefónica de Unión Fenosa.
Secretaría de Acción Sindical de Comfia-CC.OO- Galicia

TELEFONICA TEABLA

Hace ya varios años nuestra Telefónica decidió cambiar su imagen y transformó su logo más usado en éste:
Telefonica.

Las personas sensibles al idioma sufrimos entonces con este desprecio a la ortografia y lo manifestamos por escrito en la sección "Cartas al director" del periódico regional. Seguramente, mis alumnos de ese año recordarán los escritos que enviamos para pedir que se repusiera el acento "perdido u olvidado".
Esta mañana, al pasar por una muy céntrica calle de mi ciudad , me quedé de piedra y lamenté no disponer de un móvil con cámara para fotografiar el anuncio de una tienda que dice literalmente: "Telefonica te abla", cambiando el modelo de letra en cada palabra.
Me pregunto qué tiene esta empresa con la lengua para perpetrar tan flagrante agresión que irrita los ojos. ¿Creerá que así va a aumentar la clientela?...
Lo que está a la vista es que quienes nos dedicamos al noble oficio de enseñar Lengua Española lo tenemos harto difícil, porque somos como enanos luchando contra gigantes poderosos que día a dia, a dentelladas, despedazan la labor silenciosa que se hace en las aulas.
Incluyo a continuación una imagen que no es exactamente igual a la que yo ví, pero repite el error:

Las reglas de ortografía de uso de la hache se estudian en los cursos 5º y 6º de Primaria. ¿Cómo convencer a los niños de que sean cuidadosos y no pongan faltas en sus escritos?
Servido por MªEvelia